Contáctanos: info@solucionesgtec.com


Estrategia
Estrategia

SI LAS COSAS FUERAN FACILES. ¡YA NO HAY TIEMPO PARA LA COMODIDAD GERENCIAL!

www.solucionesgtec.com/Bloggy.php?Bl=200511

“No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas”. Robert Louis Stevenson

¿Es el miedo a lo desconocido o el temor al fracaso lo que hace a muchos gerentes temer tanto a innovar? ¿a buscar nuevos retos y emprender nuevos horizontes? ¿Es la ignorancia que hace a muchos gerentes creer que su piso es sólido y mantenerse únicamente en su área de confort?

En nuestros días, soy del parecer, se ha desatado una terrible enfermedad gerencial, muy contagiosa, a la cual te invito a vacunarte para no adquirirla: Cortoplacitis Gerencial Aguda (CGA). Implica la pérdida de visión a más de 365 días, pérdida del sentido de la realidad, temblor en la toma de decisiones trascendentes, gradualmente se compromete la memoria organizacional, luego el corazón y la pasión por lo que se hace, y eventualmente todos los miembros se van debilitando, hasta que el daño es irreversible en toda la organización, excepto cirugías mayores y amputaciones de varios miembros, que logran dar un par de meses e incluso hasta años de vida más, pero con serios trastornos que en la mayoría de los casos, termina con el mal peor: “quiebra” de todas las articulaciones.

¿Cómo te contagias la CGA? Parte por estar mucho tiempo en las alturas gerenciales, sin bajar para oxigenar el cerebro de la realidad y el sentir de la organización misma, lo que hace ir tomando decisiones cada vez más frías enfocadas en resultados más inmediatos, lo cuál genera una degradación de la visión gerencial que se acelera exponencialmente, y que se complica por alucinaciones de que se puede cosechar sin sembrar, y construir sin poner los fundamentos, redundando en una ansiedad por querer construir castillos de naipes que lleguen hasta el cielo. El segundo sentido que se compromete es el oído, y deja de escuchar tanto a los gerentes no tan contagiados de la CGA como al entorno mismo, sin poder percibir los sonidos de los cambios a su alrededor, aún cuando sean sus mismos clientes que le griten desesperados que no quieren más de lo mismo. Finalmente, el resto de los sentidos se comprometen y gradualmente se pierden: nada de lo que prueben tiene el gusto que solía tener y como que todo sabe a un poco más de lo mismo; se pierde la habilidad de olfatear las buenas oportunidades y aprovecharlas; y la capacidad de sentir aún las mismas situaciones que están comprometiendo a toda la organización, dándole al enfermo la seguridad que aún cuando se equivoque, es mejor disimular el error que aprender de él, es mejor mantenerse en el mismo puesto que avanzar (aún cuando todos los demás se van alejando y le van dejando atrás), y el orgullo de creer que todo tiene solución si pudiera darle más atención, pero el problema es tanta fiebre ocasionada por erupciones constantes que van saliendo en diferentes partes de toda la organización y que tiene que ocuparse de estar curando en lugar de buscar la verdadera causa.

Espero mucho que no te sientas identificado con algo de la CGA… pero si es así, debes curarte urgentemente antes de que sea tarde… ¿Cómo?… Sí, claro que existe cura y por supuesto que la voy a compartir contigo.

Son una serie de tratamientos que gradualmente rehabilitan todo el cuerpo organizativo… pero te imaginaras que una enfermedad así no se cura pronto… entre más contagiado estés, más va a tardar en manifestarse la buena salud… lo que si te puedo garantizar es que no sólo vas a regresar a ser tan sano como antes, sino por mucho más saludable, fuerte y sólido…

El primer tratamiento es el más delicado y usualmente redunda en el mayor compromiso del enfermo en querer sanarse, pues afecta el corazón mismo de toda la empresa… Usualmente parte por tener que eliminar todo el peso en exceso… pero espera… no te precipites de nuevo… recuerda que esto es lo que nos trajo a este punto de la CGA… Antes de perder peso, debes lograr que el corazón acelere su ritmo a esos días que tu juventud te empujaba… pero no sólo estamos hablando de ti… no… es de toda la organización… ¿sabes que es lo que tiene la juventud? Pasión!!! Pero no en todo… sino muy enfocada… Te invito a leer mi libro “El Templo Secreto del Beso… Una Lección de Estrategia Personal y Empresarial”… Tienes que encontrar que es “el núcleo” de toda tu organización… que es lo que mueve las fibras del corazón… y esto transmitirlo a todos y cada uno de los miembros… todo tu cuerpo tiene que recibir un mensaje muy claro, sencillo, único, sobresimplificado, de la única cosa que va a dar dirección y mover a toda la organización… todos al mismo ritmo… no se trata de sobrevivir, más si de disfrutar lo que haces, y asegurarte que todos lo disfruten con pasión y claridad de un sólo foco de atención… esto es el Valor de tu organización. Este medicamento se llama Escalerina Simple… ¿Por qué? Acá el primer secreto de cómo evitar el estrés gerencial que tanto daño hace al corazón: Al subir un peldaño en una escalera, debes dejar en el que estás y subir… no tratar de forzarte a estar en varios peldaños al mismo tiempo… Cuando escoges un camino, siempre debes renunciar a los otros… pero para saber que camino seguir, debes encontrar que el Valor de tu Estrategia, sobresimplificarlo, y desplegarlo en toda tu organización. Todos lo deben vivir con pasión y estar en la misma sintonía.

¿Y luego? Si… los tratamientos siguen… lo lamento pero si quieres curarte de la CGA debes continuar… pero estos son más sencillos… te lo prometo… y sus resultados son de mucho más corto plazo (ya que tanto te fascinan este tipo de resultados)… Tenemos que tratar la memoria organizacional… Entre más comprendas el pasado, mejor vista de futuro tendrás… pero nuevamente, recuerda que no sólo eres tu… es todo el cuerpo organizacional el que hay que tratar… ¿Cómo hacerlo? El punto de partida es dejar de pensar que los recursos es la clave, y enfocarte en desarrollar las capacidades dinámicas, entendiendo las capacidades como la combinación que desarrolla la organización de los recursos para tomar ventaja y generar su Valor que entrega al cliente… pero estas capacidades tienen que ser dinámicas, es decir, no sólo basadas en lo que la organización hizo o es capaz de hacer al día de hoy, sino de lo que pueda hacer en el futuro… es en las capacidades dinámicas donde la organización se hace única y pasamos de las ideas a los ideales compartidos. Para logar esto necesitamos tres medicamentos a tomar al mismo tiempo:
a) Revisa tu vista… si… necesitas cambiar los lentes… dejar de ver los fracasos y errores como derrotas en las cuales hay que cortar cabezas y en el menor de los casos, reprender al culpable, por otros lentes con mayor aumento en las lecciones aprendidas, en los puntos donde levantarse con más fuerza, y en como poder compartir a toda la organización, conforme su nivel, la sabiduría adquirida… Los mejores bateadores, los que han hecho más imparables y tienen los récords mundiales, usualmente son los que tienen más llegadas a batear sin lograr siquiera tocar la pelota… no puedes hacer una torta sin quebrar huevos… si en la organización existe temor a equivocarse, todos van tratando no de hacer un imparable, más si aunque sea tocar la pelota con el bate… el problema es que así no se ganan los juegos… ¡necesitamos imparables!
b) Vas a necesitar un ungüento o pomada especial para tu piel… ¿sabes por qué la piel es el órgano más grande? Porque nos avisa del riesgo para todo el cuerpo… si siente calor, nos aleja… y si, en unos puntos más que en otros, hay muchos más terminales nerviosas… en las manos que tocan los clientes, por ejemplo, son los puntos con más sensores que nos avisan de los riesgos… y esos son precisamente lo que tenemos que rehabilitar… las terminales nerviosas que son los controles de riesgo organizacional… no se trata de simplemente decirle al cuerpo que podemos equivocarnos, ¿cierto?. Necesitamos señales que nos indiquen alertas para proteger a toda la organización… en la espalda menos, en las manos y los pies más… pero con libertad… ¿has visto cómo tu cuerpo se aleja rápidamente cuándo percibe algo que lo puede dañar, aún cuando el cerebro es usualmente el que da las órdenes?
c) Y tomar diariamente, una vez al día, Comunifrina en tabletas… estas mejoran la comunicación en toda la red neural, mejorando la transmisión de las señales desde cada célula del cuerpo organizacional al cerebro… ten cuidado que no todo llega al cerebro consciente… mucho tiene que ser filtrado antes… No abuses de la Comunifrina… tiene efectos secundarios: reunitis aguda, lo cual lleva a un sobre uso del cerebro en el tacto y el cuerpo, dejando muy poco tiempo para la vista, el oído y el olfato, limitando sus funciones.

Finalmente, los dos tratamientos adicionales:
a) Desarrollar más el cerebro gerencial… recuerda que el cerebro es un músculo también, y tenemos que ejercitarlo… constante lectura, capacitaciones y contacto con la realidad ayuda muchísimo
b) Gotas de sustentabilidad en cada ojo cada 4 horas, para humectar la visión de futuro, y empezar a ver las letras de una rentabilidad sólida y sostenible en el tiempo … Estas llevan como componentes activos (no pasivos): valores organizacionales, medio ambiente, equidad social y desarrollo económico.

Del Autor



Guillermo Montúfar

Empresario, Asesor y Catedrático Universitario en Centro y SurAmérica, actualmente laborando tanto en Universidades en Chile, impartiendo clases en programas de Post Grado, como Director de Proyectos y Programas de Fondos de Cooperación. Gerente General de las empresas de Grupo Tecnología. Posee... [ver más]
Agregar VCard



Capacítate con Nosotros





Llévalo contigo...